Asturias descarta crear zonas libres de Lobo

viernes, 21 de febrero de 2014

La consejera de Agroganadería, María Jesús Álvarez, ha descartado hoy declarar en Asturias zonas libres de lobos porque, aunque suene muy bien, puede conducir a un callejón sin salida para los ganaderos y acabar en los tribunales, como ha sucedido ya en Castilla y León.


La titular de Agroganadería se ha pronunciado en estos términos al ser interpelada en el pleno de la Junta General del Principado por el diputado popular Luis Venta Cueli; el de Foro, Juan Ramón Campo, y el de IU, Aurelio Martín, sobre la problemática del lobo en la región, debate que ha sido seguido por varias decenas de ganaderos partidarios de un mayor control de la especie.

Los ganaderos, que esgrimieron pancartas reclamando soluciones o la dimisión de la consejera, fueron desalojados de la tribuna de invitados al mostrar su rechazo a las palabras de la consejera con gritos y pataleo.

Álvarez había recordado que, aunque el PP proponga la declaración de zonas libres de lobos, hay que tener en cuenta que cuando lo hizo la Junta de Castilla y León en zonas de Ávila, al sur del Duero, su propuesta acabó en los tribunales.

Para la responsable de ganadería del Principado, hablar de zonas libes de lobo es lo mismo que defender áreas sin gestión de la especie, "que son la principal preocupación de los ganaderos".

"Teniendo en cuenta que no hay tiempo para perderlo, no exploraría callejones sin salida", ha afirmado la consejera, que ha asegurado también que declarar al lobo como especie cinegética, como defiende el PP, "no sería tampoco un cuento de hadas" porque eso ha llevado en Castilla y León a que los ganaderos no cobren los daños que provoca, salvo que tengan un seguro.

En su opinión, para que los ganaderos asturianos sufran menos daños hay que decirles la verdad y plantear propuestas honestas como las que se recogen en el plan de gestión que está elaborando el Gobierno asturiano y que prevé tener listo para el mes de marzo.


Ha afirmado que dicho plan se basa en el conocimiento científico, en los datos y nivel de conflictividad y de alarma social que genera y teniendo en cuenta la importancia de salvaguardar los intereses de los ganaderos.

Álvarez ha asegurado que este plan plantea medidas valientes, que han solicitado en muchos casos los ganaderos y que no han visto mal los cazadores, que no quieren que el lobo sea especie cinegética.

En la región hay 32 grupos, que pueden sumar hasta 300 lobos, que están en un proceso de expansión territorial y de colonización de nuevos territorios, situación que, según la consejera, ha llevado a que la administración actúe "en nuevos espacios y con valentía".

"Hay que rebajar el número de daños provocados por el lobo mediante las herramientas que hay, que son los controles", ha afirmado, tras recordar que no puede hablarse de que el Gobierno haga un paripé con esta cuestión ya que se han abatido 38 ejemplares.

Asimismo, ha afirmado que el objetivo es reducir los daños y conseguir que éstos se paguen en el plazo de 15 días, y hacer frente a la crispación que va en aumento entre ganaderos y conservacionistas que, según ha recordado, "han criticado de manera cruda la actuación de la Consejería, por lo que no puede decirse que no haya hecho nada".

El portavoz de ganadería del PP ha incidido en que su formación tiene claro que es necesario declarar al lobo como especie cinegética y que se reconozcan zonas sin presencia de esta especie porque no se puede pedir a los ganaderos que sigan sufriendo estoicamente esta situación que dificulta la viabilidad de sus explotaciones.

"A los daños del lobo se suma el peligro de un Gobierno socialista que se niega a tomar partido por las personas", ha afirmado Campo.

 Consejera de Agroganadería, María Jesús Álvarez

Desde Foro, Juan Ramón Campo ha criticado también la política de la Consejería que afronta pagos por las más de 3.500 reses que se comen los lobos al año, pero que, según ha afirmado, son sólo la mitad o menos de las que en realidad se pierden por su actuación.

"Si comiesen caniches o coches de lujo en vez de terneros u ovejas habría la mitad de lobos", ha señalado el parlamentario de Foro, tras incidir en que el modelo actual no funciona, que el plan es un cuento y que es preciso cambiar la gestión del lobo para favorecer a los ganaderos.

Martín, por su parte, ha afirmado que hoy se vio en la Junta un debate sobre el lobo "a nivel de chigre" del que no se sacan conclusiones y soluciones serias ante un problema del que se puede hablar sin descalificar.

El diputado de UPyD, Ignacio Prendes, también ha reclamado la aprobación de un plan de gestión del lobo lo antes posible, que esté adaptado a los tiempos y a la realidad de la especie y de la ganadería en Asturias.


Anímate y realiza tu comentario en este post. "" Muchas gracias !!!