Conservacionistas solicitan la "inmediata retirada" de la resolución de controles del Lobo

sábado, 22 de febrero de 2014

Entidades Conservacionistas han solicitado la "inmediata retirada" de la resolución de controles del lobo y anuncian que, si no se retira dicha resolución, cancelarán su participación con la actual Dirección General de Recursos Naturales sobre la gestión del lobo en Asturias. 
 
 
Entidades Conservacionistas han solicitado la "inmediata retirada" de la resolución de controles del lobo y anuncian que, si no se retira dicha resolución, cancelarán su participación con la actual Dirección General de Recursos Naturales sobre la gestión del lobo en Asturias.

La resolución permite la matanza de 33 lobos hasta el 15 de marzo, "en plena temporada de celo de la especie", han criticado en nota de prensa. De no ser retirada la resolución, han reiterado el corte de comunicación con la Dirección General. "La razón para plantear esta medida es el gravísimo deterioro de los procedimientos establecidos por el plan de gestión, así como el desprecio mostrado por la Directora General de Recursos Naturales y el Jefe de Servicio de Caza y Pesca por la participación pública y el propio comité consultivo", han explicado.

Con la actual resolución, que se une a la realizada en 2012, denuncian, "la actual Dirección General ahonda el dislate, y camufla una resolución al margen del vigente plan de gestión". El impacto de dicha medida puede suponer, han advertido, "el colapso de la población de lobos en la región, más aún al ejecutarse en plena época de celo".

Enlace a la noticia:
http://noticias.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/industria-pesquera/conservacionistas-solicitan-la-inmediata-retirada-de-la-resolucion-de-controles-del-lobo_xULvzXykYnXVmOEktwUzJ7/

MAS NOTICIAS EN LA RED:


La Consejería de Agroganadería prevé que el nuevo Plan del Lobo se apruebe en marzo
 
 Con tres meses de retraso sobre el plazo previsto prevé aprobar la Consejería de Agroganadería el nuevo Plan de Gestión del Lobo. Así lo indicó en la tarde de ayer la consejera del ramo, María Jesús Álvarez, en el Pleno de la Junta durante una de sus respuestas a las preguntas realizadas por el diputado de Izquierda Unida, Aurelio Martín. La consejera explicó que, pese a que había adquirido el compromiso de que el texto estuviese listo a finales del pasado 2013, el proceso de tramitación del plan y el elevado número de alegaciones presentadas por los interesados durante los dos periodos de audiencia pública a los que ha estado sometido el texto han retrasado su aprobación.

Álvarez recordó que en noviembre de 2012 se inició el proceso de revisión de este documento y que hasta el mismo mes de 2013 no salió a exposición pública por primera vez por un plazo de 20 días. Durante ese periodo se presentaron 127 alegaciones, algunas de las cuales se incluyeron en el texto antes de volver a sacarlo a consultas. En esta segunda etapa fueron 67 las sugerencias registradas las cuales, según la consejera, «en estos momentos están siendo estudiadas y valoradas por los servicios técnicos de las Consejería».

La consejera manifestó que había pecado de «exceso de confianza» al anunciar que el documento estaría aprobado antes del final de 2013. «Le estamos dedicando más tiempo del previsto a resolver las alegaciones. Cuando tengamos el plan listo se remitirá al Consejo Consultivo del Lobo y luego se llevará al Consejo de Gobierno antes de traerlo a la Junta para su debate y aprobación. Digo que estará en marzo, a modo indicativo, porque debemos ajustarnos a la realidad», manifestó Álvarez, quien añadió que el programa de actuaciones del Plan de Lobo para 2013 «está prorrogado y por eso podemos actuar en el control de la especie» en estos meses.

El futuro Plan del Lobo busca ajustarse a la realidad actual. El anterior es de 2002 y el número de daños y el volumen de indemnizaciones se ha disparado desde entonces. Sólo en 2013 se abonaron, según Foro, 2,15 millones de euros en pago de los daños, aunque el Principado rebaja esta cifra a 0,9 millones. La consejera recordó que «los estudios que manejamos indican que en Asturias hay unos 300 lobos y están en un proceso de expansión». Sólo en el año pasado el Plan del Lobo permitía abatir 66 ejemplares, de los que finalmente se extrajeron 34.

«El principal objetivo es que se rebaje el número de daños con las herramientas de las que disponemos, como son los controles. Otro objetivo será que los ganaderos cobren las indemnizaciones cuanto antes, y si puede ser en 15 días aún mejor», señaló María Jesús Álvarez.


El diputado Aurelio Martín aseguró durante su intervención que «la problemática del lobo está en una situación insostenible. El problema se nos ha ido de las manos. Los daños se han triplicado respecto a 2002. Creemos que el nuevo plan debe incluir los instrumentos para aplicarlos en las zonas más afectadas». El representante de IU afeó el retraso con el que está tramitando Agroganadería este documento. «El Plan del Lobo es algo que urge. El Principado tiene que tener otro ritmo de trabajo. Espero que cuando el texto llegue a la Cámara los partidos tengamos poco que decir porque haya un alto nivel de consenso», concluyó.

Antes de las preguntas de Martín tuvieron lugar dos interpelaciones de PP y Foro a la consejera también sobre el lobo. El clima de estos debates fue bronco hasta tal punto que entre algunos diputados se cruzaron descalificaciones personales. El presidente de la Junta, Pedro Sanjurjo, acabó expulsando a un grupo de ganaderos que se encontraban entre el público y que pedían a la consejera que solucionase el problema del cánido en la región o dimitiese.

Para el diputado popular Luis Venta, el nuevo Plan del Lobo «es más de lo mismo cuando no estamos en la misma situación». «Ustedes siguen con la misma política que hace 10 años: dan prioridad al lobo sobre los ganaderos. De los siete objetivos del plan sólo uno hace referencia a los ganaderos», manifestó Venta, quien añadió que «una de las soluciones sería declarar una parte del territorio libre de lobos. Otra catalogar a la especie como cinegética porque los cazadores son los que mejor pueden ayudar en los controles, porque de lo que hablan ahora de que los cazadores participen en los controles es un timo ya que no tienen seguridad jurídica».

Desde Foro Asturias el diputado Juan Ramón Campo aseguró que «en los siguientes diez años a 2002 se abatieron sólo 110 lobos y se pagaron 7 millones de euros en indemnizaciones. Asturias es el único lugar donde se le protege».

Rechazo de los ecologistas 
 
Además ayer una decena de colectivos conservacionistas emitieron un comunicado en el que amenazan con «suspender comunicaciones» con la Dirección General de Recursos Naturales si no se retira «una resolución que permite la matanza de 33 lobos hasta el 15 de marzo», una fecha que coincidiría con la previsión de la aprobación del nuevo Plan del Lobo y la prórroga del actual indicada por la consejera. Los conservacionistas aseguran que «el impacto de esa medida puede ser el colapso de la población de lobos en Asturias al ejecutarse en época de celo». Y anuncian que no participarán en ninguna discusión sobre la gestión de la especie mientras no se cese a la directora general y al jefe del Servicio de Caza.
 
Enlace a la noticia:

Anímate y realiza tu comentario en este post. "" Muchas gracias !!!