Avance histórico para solucionar la guerra eterna entre seres humanos y grandes carnívoros en la UE

miércoles, 11 de junio de 2014

WWF se ha unido a la nueva plataforma para la “Coexistencia entre personas y grandes carnívoros”, presentada hoy en Bruselas por la Comisión Europea. La plataforma, en la que participan organizaciones agrarias, científicas y de cazadores, busca promover el diálogo entre las distintas partes implicadas cuando surgen conflictos entre el ser humano y las especies de grandes carnívoros. En los últimos años, ejemplares de especies amenazadas como linces, lobos y osos están volviendo a zonas de Europa occidental donde fueron exterminados, una situación que genera conflictos para la convivencia en las zonas rurales. 
 

La vuelta de estos grandes carnívoros a zonas dónde llevan mucho tiempo extinguidos plantea grandes retos, especialmente en lugares donde las prácticas ganaderas tradicionales han desaparecido. Junto a otras 7 organizaciones, entre ellas la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, representantes de los ganaderos (Copa-Cogeca) y cazadores (FACE y CIC-WILDLIFE), WWF ha firmado un manifiesto que busca afrontar los conflictos surgidos por el aumento del número de grandes carnívoros en muchos lugares de Europa.

“El regreso de los grandes carnívoros a muchas zonas de Europa es un éxito para la conservación de la naturaleza. Aunque ha pasado un poco desapercibido, el hecho es que en la última década se han duplicado las poblaciones de especies amenazadas como el oso pardo en Karelia (Finlandia) y en España (Cordillera Cantábrica), el lobo en Alemania y Polonia o el glotón en los países escandinavos. Las directivas de la UE de protección de la naturaleza, como la Directiva Hábitats, han jugado un papel fundamental en este éxito”, ha asegurado el director de la oficina de políticas europeas de WWF, Tony Long.

Por ejemplo, la población de oso pardo en la UE ha aumentado un 7% en los últimos 7 años, pasando de 15.800 ejemplares en 2005 a 17.000 en 2012; y la población de glotón se ha duplicado en el mismo periodo (de 675 a 1.250).

La situación en España

En España viven tres de las 5 especies de grandes carnívoros que se busca proteger, aunque una de ellas, el lince ibérico, no ha sido incluida en este acuerdo por no ser considerada una especie que genere problemas de convivencia.

En la actualidad, el lobo es la especie que genera mayores conflictos en España, particularmente en aquellas áreas donde su presencia era escasa en las últimas décadas. Para WWF, esa conflictividad se debe a la falta de adecuados planes de gestión de la especie y a la mínima inversión por parte de las CCAA en adecuadas medidas de compensación (pagos por daños, justos y rápidos) y de prevención (adquisición de perros guardianes, cierres para el ganado o presencia permanente de pastores).
 

Por el contrario, las administraciones prefieren gestionar las poblaciones de esta especie a través de la caza o la muerte de ejemplares. Resulta sorprendente que, al mismo tiempo, no se conozca exactamente el número de manadas de lobo, debido a la falta de censos y seguimientos rigurosos realizados con una metodología adecuada. El último censo nacional se realizó en el año 1989. Tampoco existen los adecuados canales de intercambios de opiniones y experiencias entre los distintos sectores implicados, por lo que las quejas y peticiones se canalizan a través de la prensa, lo que aumenta las tensiones y los conflictos.

“Un acuerdo de este alcance sería totalmente deseable para España, por lo que pedimos al MAGRAMA que tome ejemplo e impulse la creación urgente de una plataforma ibérica sobre coexistencia entre los grandes carnívoros y el ser humano que fomente el diálogo entre sectores”, ha reclamado el responsable del programa de especies de WWF España, Luis Suárez.

“Reclamamos el inicio de un proceso de diálogo constructivo en el que participen las administraciones y la sociedad civil, y el desarrollo de un censo nacional de lobo que nos permita conocer cuál es la situación actual de la especie en nuestro país. Estos serían dos pasos decisivos para comenzar a avanzar hacia la necesaria convivencia entre estas asombrosas especies y la gente que coexiste con ellas en las zonas rurales”, ha concluido. 
 
 
Enlace al artículo/fuente:
 

 

Anímate y realiza tu comentario en este post. "" Muchas gracias !!!