La situación del Lobo en España y su convivencia con el hombre: Las guerras del Lobo

martes, 25 de febrero de 2014

Proyección del documental 'Las guerras del lobo', ganador del premio al mejor guión en Telenatura 2013


La actual situación del lobo en España y su problemática convivencia con el hombre constituyen el argumento del documental que se emitirá este martes 25 de febrero en el Museo de Educación Ambiental de Navarra dentro del ciclo de proyecciones de producciones premiadas en Telenatura 2013. 'Las guerras del lobo', dirigido por Juan Antonio Rodríguez Llano y ganador del premio al mejor guión, podrá verse en doble sesión, a las 11.30 y a las 18.30 horas, con entrada gratuita.

Con el norte de España y Sierra Morena como escenarios principales, el documental trata de aportar datos objetivos sobre la vida de los lobos mientras sigue su pista. Utilizando recreaciones, mapas y fotografías, se explica de forma clara y gráfica cómo se persiguió a esta especie hasta hacerla casi desaparecer en todos los territorios del mundo, mientras que en la actualidad se está produciendo un proceso de repoblación para evitar la extinción de este animal clave en el ecosistema.

TRAILER


Enlace al video en Youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=BY80cL2tTx8&feature=youtu.be

La historia de Brezo, un lobo ibérico, es el hilo conductor de un documental de carácter fundamentalmente informativo y divulgativo que intenta mostrar los distintos puntos de vista de la polémica convivencia entre el lobo, los ganaderos y la masificación de infraestructuras. Para ello se presentan diversos testimonios de expertos biólogos, naturalistas y ganaderos que viven el día a día de la situación, así como numerosas imágenes del lobo en libertad, del que actualmente hay en España unos 2.000 ejemplares.

Enlace a la noticia:

MAS NOTICIAS EN LA RED:


Enlace a la noticia:
 

Telenatura 2013: Las guerras del lobo, 
Juan Antonio Rodríguez Llano 

Se plantea en el documental la colisión de intereses entre la recuperación del lobo y los de quienes viven en y del campo. Es un buen punto de partida para un documental sobre naturaleza al estar involucrado el hombre como una de las partes en conflicto. Máxime cuando estos hombres no son científicos investigando sino personas totalmente ajenas al mundo de la divulgación y del saber para los que la naturaleza supone un problema económico: temen no poder vivir de lo que ha sido hasta ahora su trabajo. El tema adquiere frescura porque no es un enfoque habitual para un documental de naturaleza y porque el conflicto que se cuenta conecta directamente con las inquietudes de toda persona: tener un trabajo que proporcione los ingresos suficientes para vivir.

Por eso es un acierto recurrir al pasado de la desaparición del lobo ya que es lo que permite a la grabación narrar la lucha entre el hombre y el lobo. Lo que se presenta es una anécdota del conflicto y si no se acude a una visión global la única historia que se podría contar es la de Brezo, que en sí misma no tiene tanto interés. Sin embargo, al explicarse la batalla que han estado librando los últimos siglos el hombre y el lobo, lo que le ocurre a Brezo adquiere un peso más universal como paradigma de los problemas que tiene la recuperación del lobo. A la vez, se subsana el peligro que tiene el conflicto, por haber durado ya varios centenares de años, de convertirse en algo muy abstracto por la falta de individuos concretos que lo encarnen.

 
La historia que nos queda es un lobo joven, Brezo, que inicia un viaje hacia el sur para recuperar las tierras que en el pasado habitaron sus antepasados con la dificultad de tener que convivir con el hombre que es una fuente constante de peligros para él. Además, de un protagonista, Brezo, tenemos a otros hombres que hacen el papel de protagonistas secundarios positivos - es decir, apoyando a Brezo, aunque este apoyo sea más moral que efectivo -.

Estos miembros del equipo de la Junta de Castilla y León son importantes desde la perspectiva de la trama porque permiten avanzar un desenlace feliz. En el plano del protagonista concreto el final es negativo: el protagonista no cumple con su objetivo al morir atropellado. Pero hay otro plano de la narración que no se puede resolver, y que nadie espera que se resolviera, y es cómo van a terminar los intentos de recuperar el lobo. Sin embargo, no se puede plantear una narración que no concluya de una manera porque el final es un elemento esencial de toda historia: una narración plantea una situación inestable - es decir, que necesariamente va a cambiar - pero en la que no se sabe hacia dónde evolucionará. La narración consiste en contar esa evolución.

La síntesis entre ambas exigencias se logra anunciando por boca del equipo que está siguiendo a Brezo que hay medidas que pueden hacer conciliables la expansión del lobo y la explotación pecuaria del campo. La inestabilidad - ¿tendrán éxito los intentos de recuperar el lobo? - queda mitigada - estabilizada - por la existencia de medidas que anularían el conflicto que produjo inestabilidad.

Anímate y realiza tu comentario en este post. "" Muchas gracias !!!