BUSCAR EN ESTE BLOG

Cargando...

Furtivismo: El mayor azote del Lobo ibérico, por Luis Mariano Barrientos

sábado, 8 de febrero de 2014

Varias décadas siguiendo a los lobos en la meseta norte de Castilla y León son tiempo más que suficiente para extraer algunas conclusiones que deberíamos tener en cuenta. Como por ejemplo, que su persecución ilegal es intensa y vigente. Del registro de más de un millar de ejemplares muertos durante todo ese tiempo se deduce que la mayoría fue víctima del furtivismo, siendo posiblemente este factor el elemento limitador de las poblaciones del carnívoro.

Texto y fotos : Luis Mariano Barrientos

Lobo (macho adulto) muerto en una cacería autorizada 
en la comarca de Tierra de Campos en noviembre de 2008.
 
El lobo es un depredador que paga con una elevada mortalidad sus conflictos reales o imaginarios con el hombre. Conocer por qué muere y cómo afecta esa mortalidad a la dinámica de las poblaciones debería ser tarea ineludible para su gestión, algo que a menudo no ocurre. Actualmente el lobo es especie cinegética en la mayoría de las comunidades autónomas donde habita, existiendo además de manera incomprensible un fuerte control legal en algunas de ellas, como en Cantabria, donde su número es reducido, o incluso en algunas en las que se encuentra prácticamente desaparecido, como La Rioja y el País Vasco.

En Castilla y León el lobo es especie cinegética al norte del rio Duero, pudiéndose cazar –según los cupos determinados– entre octubre y febrero, habiéndose recientemente ampliado su caza un mes, desde el primer domingo de septiembre. Mientras, al sur del Duero y según la Directiva de Hábitats, el+ lobo es especie protegida, siendo no obstante controlada periódicamente su población por personal de la administración.

En 2008 la Junta de Castilla y León aprobó un plan para la gestión y conservación del lobo, con el que decía pretender la conservación a largo plazo del animal, potenciando su expansión hacia el sur ibérico. Sin embargo el número de capturas en esta comunidad autónoma se ha incrementado paulatinamente. De esta manera, se ha pasado de cazarse una media de 28 lobos al año entre 1994 y 2002 a promover que se cacen 138 en la temporada actual, es decir, cinco veces más (1).

Enlace al artículo:
http://www.revistaquercus.es/noticia/5700/Articulos-de-fondo/Furtivismo:-el-mayor-azote-del-lobo-iberico.html


MÁS INFORMACIÓN:
Hemeroteca de la Revista Quercus:
 
Quercus nº 321 (noviembre 2012)
Ref. 5301321 / 3’90 euros
El lobo cría en la Comunidad de Madrid. Omar Alonso, Rubén Laso y Diego Martín.

Quercus nº 295 (septiembre 2010)
Ref. 5301295 / 3’90 euros
¿Son reales todos los daños atribuidos al lobo? Javier Talegón y otros autores.

Quercus nº 263 (enero 2008)
Ref. 5301263 / 3’90 euros
¿Está asegurada la conservación del lobo a largo plazo? Jorge Echegaray y otros autores.

Quercus nº 176 (octubre 2000)
Ref. 5301176 / 3’90 euros
Pasado, presente y futuro del lobo en Castilla y León. Luis Mariano Barrientos.

Petición de números atrasados: Linneo@revistaquercus.es
o en el teléfono 902 931 836



 Luis Mariano Barrientos Benito [1962]

Abogado defensor del lobo

El lobo es su obsesión y su defensa el motor incombustible de sus afamados esfuerzos. Vallisoletano nacido en Peñafiel en 1962, Luis Mariano Barrientos pasea por los pueblos castellanos y leoneses, habla con los ganaderos, busca cepos asesinos, contabiliza los lobos muertos. Y lucha por evitarlo. Con la razón, con artículos bien fundados, con múltiples conferencias en jornadas prestigiosas. Biólogo naturalista, es Luis Mariano Barrientos uno de los especialistas más importantes en la defensa del lobo ibérico, sobre el que ha escrito numerosos artículos y participado en el importante libro colectivo El lobo en España, publicado por ICONA en 1990. Su vocación le vino viendo los reportajes de Félix Rodríguez de la Fuente, pionero en estas lides, y desde 1982 no ha parado de investigar, publicar, hablar y defender de mil  maneras al lobo ibérico: ha realizado numerosos estudios sobre el lobo en Castilla y León, principalmente en la provincia de Valladolid, áreas limítrofes y la provincia de Zamora, centrándose fundamentalmente en el conocimiento de aspectos relacionados con su biología, ecología y problemática de conservación.

Ha trabajado para los Servicios de Vida Silvestre de la Junta de Castilla y León, colabora con las asociaciones ecológicas más importantes del país, en especial con CICONIA y FAPAS, es vocal español de la no menos prestigiosa organización ecologista Waves, en la que ha coordinado la sección de cánidos salvajes, y ha prodigado la fotografía de fauna de carácter local, reconocida con diversos galardones. Portavoz de la Asociación para la Conservación y Estudio del Libro Ibérico (ASCEL), Barrientos no ha ahorrado esfuerzos para salir al paso de quienes recientemente pedían terminar por la fuerza con el lobo, causante de cientos de muertes de ganado en Valladolid y en Castilla y León. No sólo eso, a principios de 2003 pudo oírsele proponiendo soluciones concretas para evitar este mal, como por ejemplo la puesta a disposición de carroña en aquellas zonas donde el lobo no encuentra recursos alimenticios suficientes. Autor de importantes censos poblacionales del lobo expuestos en informes técnicos y publicaciones científicas, y de numerosos artículos en revistas especializadas sobre la situación de este animal en Valladolid y en Castilla y León, además del Premio Castilla y León, Barrientos ha recibido el reconocimiento a la labor en el Medio Ambiente de la Guardia Civil en su 150 aniversario (1994).

Entre los numerosos informes realizados por este naturalista para las administraciones destacan El lobo en la comarca de Tierra de Campos (1991); Evolución del lobo en la provincia de Valladolid (1992); Evolución del lobo en la provincia de Valladolid y áreas limítrofes (1993); Situación del lobo en la provincia de Valladolid y áreas limítrofes (1993); Distribución del lobo ibérico e incidencia sobre la ganadería en Castilla y León (1993); Situación del lobo ibérico y las especies de caza mayor en la Alta Carballeda (1993); El lobo en la Reserva Nacional de Caza de la Sierra de la Culebra (1995), y los colectivos: Situación del lobo en Castilla y León y bases para su gestión (1995), y Bases para la realización de un programa agroambiental destinado a compatibilizar la explotación de la ganadería extensiva con el lobo ibérico en la Comunidad autonómica de Castilla y León (2003).

También ha formado parte en la fase inicial del equipo dirigido por Juan Carlos Blanco y Yolanda Cortés para la Junta de Castilla y León, que concluyó con el Estudio para la gestión del lobo en hábitats fragmentados por las autovías, consistente en el radio seguimiento de diferentes ejemplares de lobos en Castilla y León. Además de impartir conferencias en Universidades, Escuelas, Casas Culturales y Asociaciones diversas, es autor de numerosos artículos en prensa, ha participado en diferentes espacios de radio y televisión y colaborado activamente en diversos documentales sobre el lobo, difundidos en diferentes países.
 

Anímate y realiza tu comentario en este post. "" Muchas gracias !!!